Siete personas han sido detenidas en diferentes lugares de Reino Unido tras el atentado del pasado miércoles en el Palacio de Westminster en el que han muerto cuatro personas y 29 han resultado heridas. 

El atentado se produjo cuando el supuesto agresor atropelló con un coche a varias personas en el puente de Westminster y, a continuación, chocó contra la verja del Parlamento. La policía londinense se desplazó inmediatamente al lugar y, mientras intentaban detener al supuesto autor de los hechos, uno de los policías fue asesinado por el atacante con un cuchillo, quien fue abatido más tarde. 

Mientras todo esto ocurría fuera del Parlamento, en el interior del edificio los parlamentarios tenían prohibida la salida y fueron evacuados tras cuatro horas. Entre ellos se encontraba la Primera ministra de Reino Unido, Theresa May, quien ha asegurado que cualquier ataque contra los valores británicos está “condenado al fracaso”. 

Además del policía y el supuesto atacante, otras dos personas fallecieron en el atentado y varios de los heridos eran estudiantes franceses que se encontraban en la capital británica, según las autoridades galas. 

Las siete personas que han sido detenidas se encontraban en Londres y en la ciudad vecina de Birmingham y, según Eldiario.es, el jefe de la brigada antiterrorista de la Scotland Yand, Mark Rowley, ha manifestado que el ataque lo ha llevado a cabo una sola persona, aunque las investigaciones siguen en curso. Las autoridades no han dicho nada sobre la identidad o la nacionalidad del atacante. 

Londres continúa bajo el nivel de alerta antiterrorista y en el Parlamento inglés esta mañana se ha celebrado un minuto de silencio en honor a las cuatro víctimas del atentado. 

Justo ayer se conmemoraba el primer aniversario de los atentados de Bruselas en los que murieron 32 personas y las señales de duelo se sucedieron por toda la ciudad. 

Dejar respuesta